Blog de debates, charlas e información sobre Educación.

¿Para qué sirven las emociones?

Experimentamos las emociones cuando va a acontecer un suceso del cual nuestro cuerpo, como reacción, se deba preparar de la mejor manera posible frente a los mismos. Por ejemplo, hablaremos del asco. Con él cuando vemos, tocamos, olemos, escuchamos algo que nos provoque repugnancia o resulte desagradable como un alimento en estado de putrefacción, el cuerpo lo percibe como dañino para el organismo, y evita su ingesta, a modo de impedimos infecciones. También podemos sentir asco por las personas debido a estereotipos y prejuicios sociales (como el incesto, el racismo, gente de muy bajo nivel social que viven en condiciones inhumanas) o aquellas que nos producen rechazo porque no piensan como nosotros queremos, discriminándolos y evitándolos. En ese preciso instante  deberíamos darnos unos minutos para reflexionar, si nos parece justo sentir esto por un ser humano activando la empatía y poniendo en juego nuestra capacidad de colocarnos en el lugar del otro, o pensemos en la compasión, para hallar un equilibrio en la acción-reacción. En este caso la emoción adquiere un nivel moral y ético.
Compartir en Twitter
Sin Comentarios, sé el primero!


Cambiar texto.


Publicaciones de blog 1 Anterior
Copyrights © Miguel Berezosky by Educar en Positivo ONG 2012. All rights reserved.